miércoles, 29 de octubre de 2008

Rochocísima conferencia de prensa de presentación de "Vidas paralelas"

- Ya pasó un tiempo de esto, pero la presentación de la película "Vidas paralelas", que nos cuenta la versión de las fuerzas armadas sobre el periodo de violencia política, es penosa.

- Acosada por una periodista, la directora Rocío Llado practicamente concede que hizo la película por encargo, y que si quieren preguntar más detalles, lo hagan a la universidad Alas Peruanas, que es la que pagó todo: "El manejo financiero es de ellos, el dinero es de ellos, no hubo que buscar". Suerte de algunos.

- ¿Donde estaban los actores? Me parece que uno de ellos es Renzo Schuller, a Jimena Lindo no se la ve por ningún lado. Hay que dar la cara pues...


- ¿Será el ejército un nuevo promotor cultural? ¿Dónde puedo dejar mi proyecto?

Video tomado de aca, la página de Maru Panta a través del lente.

6 comentarios:

  1. Jimena estaba preparandose para su nueva pelìcula financiada por la policia

    ResponderEliminar
  2. Estaba bailando para la tropa

    ResponderEliminar
  3. Loco y que quieres?, si no te gusta la pela no la veas, punto. ¿Que creias que el ejercito iba a sacar una pelicula reinvindicando a la izquierda como hace la dichosa CVR?

    ResponderEliminar
  4. No ver la película no es el punto y no se trata de un problema de gustos. El Ejército no tiene por qué gastar cientos de miles de soles en una película. Y en el supuesto negado de que sí tuviera derecho a ello, debería hacerlo mediante concurso público, con bases y criterios claros. Eso desde el punto de vista de la transparencia y el control de los gastos, como corresponde a cualquier entidad del Estado.

    Desde el punto de vista de la igualdad de oportunidades, ante fondos públicos puestos en concurso, todos los interesados -en este caso del "gremio cinematográfico"- deberían tener las mismas posibilidades de acceder a este. Ello no ha ocurrido. La película ha sido producida por encargo. Por cierto, este gremio ha guardado un penoso silencio.

    Desde el punto de vista ético, que es el que me importa más, una persona seria y adulta normal, está en capacidad de discernir en qué tipo de proyecto se involucra. En este caso se trató de hacer una cinta de propaganda militar, en un contexto en que muchos militares deben afrontar juicios por graves crímenes cometidos durante el periodo de violencia política. Y buscan evadir esas responsabilidades.

    Es lamentable, siendo personajes tan simpáticos com Jimena y Renzo, pero al comprometerse en este proyecto, todos los involucrados aportaron su granito de arena por la impunidad. Lo mejor que se puede decir es que actuaron con ligereza.

    ResponderEliminar
  5. Epa, ha estado picante el tema. Y buena tu acotación, hombre. ¿Quién pagó eso? ¿Será que los militares vendieron rifas o hicieron una pollada bailable?

    De otro lado, podría -no sé-, darse el caso que los filtros hayan sido digamos demasiado apoyados en la censura y que la edición final haya construido ese bodrio del que hablas. Rocío Llado hace esfuerzos patéticos por desligarse del problema, no sé. La ausencia de Jimena también puede deberse a eso. O sea, qué sé yo. La película ha sido medio panfletaria desde un inicio, pero ya con la edición final se volvió eso que viste.

    Por qué no salió Jimenita a dar su punto de vista, ya es otra cosa.

    ¡Exigimos que salga Jimena!

    ResponderEliminar
  6. Ojo que Renzo Shuler ya ha tomado distancia de la película y ha explicado que él no sabía que se iba a editar de esa manera. Creo que hay que tomar en cuenta cómo se hacen las películas y que los actores no tienen siempre cómo saber como quedarà el producto final y como lo manipularà el director o el productor. A tomar en cuanta. Saludos
    Carmen

    ResponderEliminar