domingo, 23 de noviembre de 2008

El barbero de Sevilla, cantada por barítono y tenor y conejo y ave desquiciada

La la la la, la la la la... cuántas veces no habré atormentado a mi familia, amigos, vecinos y compañeros de trabajo con según yo, "versiones" horrorosamente gritadas de Largo al factotum, la celebre aria para barítono de El barbero de Sevilla de Giocchino Rossini. Bueno, de vergüenzas también están construidas las biografías.

Aria tan prodigiosa, quizá la más famosa para la cuerda de barítono, es uno de esos "artefactos culturales" que han pasado a ser parte del bagaje musical de casi todo el mundo. No hay que saber de ópera para conocerla. No hay que haber oído siquiera todo el Barbero de Sevilla o saber quién fue Rossini o saber qué significa literalmente lo que se está cantando con tanta energía.

Esta es una versión excelente, cantada por el hoy muy famoso barítono ruso Dmitri Hvorostovsky.

No son pocos estos objetos que se autonomizan del cuerpo que los ha producido y cobran una especie de personalidad. Ellos parecen bastarse para significar todo un contexto, para traerlo a colación y referirlo.

Pocos saben qué significa E=mc2, pero cualquiera sabe que esa ecuación tiene que ver con Albert Einstein y la teoría de la relatividad. Y que esa teoría es la que te permite zafar de los problemas y las definiciones y decir super campantes "como dijo Einstein: todo es relativo". Aunque la teoría no diga nada como eso.

O en el plano nacional, no es necesario ser un cultor de la literatura, o amante de la poesía, ni siquiera es indispensable haber leído a Vallejo para apropiarse de un famoso verso final y citar cada que se pueda "hay, hermanos, muchísimo que hacer". Todo puede ilustrarse con esa sentencia, desde planificar una rebelión hasta armar un taller de capacitación. Tiene vida propia.

En fin, Mario del Mónaco, uno de los más célebres tenores del siglo pasado se mete un real faenón interpretando Largo al factotum, aria que como mencionamos, está escrita para la cuerda de barítono. Y viene con su traducción al español para irla cantando y haciendo karaoke... cuántos daños colaterales no estará dejando este video de youtube...



Y para terminar con esta apropiación pop de lo refinado, un clásico de los dibujos animados: El conejo de Sevilla. ¿Cuántos no empezaron su conocimiento de la ópera viendo a Bugs? ¿Cuántos solo la conocen de esta manera? ¿Cuán familiares son estos viejos dibujos animados y los conciertos de los tres tenores o de Pavarotti y sus amigos?


Actualizando

El Pájaro loco, cómo no. Excelente sugerencia. Pienso en otro ejemplo de canción muy conocida, que fue escrita en un contexto preciso -dictadura franquista- y que en algún momento fue un símbolo poderoso de la izquierda, por lo menos en latinoamerica. Contribuyó a su éxito que fuera versionada por Quilapayun y Víctor Jara, entre otros. Casi nadie recuerda su origen español, a lo más se cree que es un tema chileno, quizá.

Se la puede encontrar bajo títulos como "que la tortilla se vuelva", "qué culpa tiene el tomate" o "la hierba de los caminos". E incluye su famosísima frase "que la tortilla se vuelva que los pobres coman pan y los ricos mierda mierda".

Sin embargo, así como este tema pasó a formar parte de la cultura de muchos en décadas pasadas, actualmente ha perdido poder. Es un símbolo débil que no dice mucho a las nuevas generaciones.

Pero a eso volveremos otro día. Ahora loquillo.

jueves, 20 de noviembre de 2008

Perrito peruano sin pelo

Al caer la tarde los perros sin pelo se toman un respiro
Horas de disputa por mis restos inflan sus costados
y sin perderse de vista se tumban bajo un árbol
y se lamen intranquilos sus heridas

Llevan mordiéndose desde la mañana sin parar
a todos les faltan partes y pellejo hay a quienes faltan
orejas y patas pero su lucha no acaba
porque lamentablemente no alcanzo para todos

Si solo hubiera sido más grande
o si los perros hubieran sido menos
pero de tanto morderse su hambre se ha calmado un poco
y se siguen lamiendo solitos
tomando un segundo aire antes de seguir la pelea

Perrito peruano sin pelo
perrito chino
hambriento perrito calato
no te comas mis manos todavía porque quiero acariciarte

Perrito de mi infancia mírame
no me importa que seas tú el que se coma mi cuerpo
cuando te acercas veo a mi hermano menor decirme otra vez
“es el perrito de paso peruano”

Y entonces te quiero y te perdono

Y siento que por fin me voy a conocer en tus dientes de leche

Tanta vaina por Perú 21

Desde luego que molesta lo de Perú 21, por todas las decenas de razones señaladas por innumerables comentaristas. Pero a mi me parece mucho alboroto. Se ve que estamos escasos de instituciones, personajes y causas.

Es una pena que AAR y tanto buen comentarista - y otros francamente malos- deje un espacio agradable y plural como era Peru21, pero tampoco es el fin de la libertad de expresión. Es más o menos lo que siempre ocurre, solo que con más roche.

Los periódicos siempre se han manejado así, la historia de la prensa lo demuestra. Son empresas, expresiones muchas veces burdas otras más mediatizadas, de los interes de grupos de poder.

Y los grupos de poder económico y político tienen sus reacomodos. Y cuando estos se producen no le consultan a su público qué piensa, qué cambios u orientaciones tomar, ni a sus trabajadores. Deciden entre accionistas. El público es tomado en cuenta desde luego, en tanto factor que influye en las decisiones para no perjudicar su mercado. No son suicidas. Aunque en casos extremos, pueden serlo, hay ejemplos.

Si se tratara de no comprar un periódico por estas cosas, no se podría comprar casi ninguno, ni ver televisión, ni radio noticieros. Recuerden que en el Perú, como en casi todas partes, las grandes propiedades están densamente entrelazadas, los intereses cruzados, las familias emparentadas. Y todos tienen sus grandes arrugas.

La gente y sus estilos pueden hacer la pequeña diferencia en este esquema de grandes poderes, de acuerdo. Por eso es una pena que salga AAR. Pero por otro lado, ya nadie tendrá que sufrir a Alonso Alegría, por ejemplo. Siempre cabe un pequeño consuelo.

lunes, 17 de noviembre de 2008

Reales demandas de policías y militares postergadas

Las necesidades y problemas de los policías y militares afectados en la lucha contrasubversiva no solo no es atendida por el Estado, sino que es groseramente manipulada.

Las demandas de las organizaciones de familiares no pasan por pedidos de amnistía e indulto, como supuestamente parecen hacer creer los grupos pro impunidad. Tampoco es que "los militares" como un cuerpo, esten por estas medidas. Se han expresado tajantemente en contra por ejemplo personalidades como el comandante (r) Jorge
Rivas Domínguez
, de la Asociación de Comandantes de las Fuerzas Armadas en situación de retiro, el ex comandante general del Ejército, Gral. José Graham Ayllón, el ex jefe del Comando Conjunto y almirante (r)Jorge Montoya García, o el ex Ministro de Defensa Gral. Roberto Chiabra. Estos militares señalan que medidas como estas solo perjudicarán más a las fuerzas armadas y mezclaran en un mismo saco a personajes honestos con otros involucrados en graves delitos.

Las organizaciones de policías y militares afectados así como sus deudos y familiares tampoco tienen como parte de su agenda la amnistía y el indulto. Ellos rexigen se cumplan las reparaciones que ya tienen años de haber sido establecidas en materias como salud, educación y vivienda. Por el contrario, reclaman por el abandono sufrido por parte del Estado.

Tampoco es cierto que exista un mal trato por parte del Consejo de Reparaciones. Las demoras sufridas en su registro se deben a que sus instituciones no han aportado la información requerida, solo han aportado nóminas. Lo que se ha avanzado se ha hecho porque los mismos familiares han aportado información. Véase la entrevista que le hace el blog Ombloguismo.com a Sofía Macher.


En resumen, el Estado no cumple ni con las reparaciones ya estipuladas hacia estos sectores de afectados, ni con facilitarles su acceso al registro de víctimas.

Sugerimos a las autoridades de los sectores involucrados que lejos de estar preocupándose por proyectos que supuestamente van a beneficiar a teóricos héroes, se ocupen de atender las demandas de reales y muy concretos héroés y sus familiares y deudos, que se encuentran postergados desde hace ya varios años.

domingo, 16 de noviembre de 2008

Hay un plazo para la justicia


Hay un plazo para la justicia. Quien la espera debe poder estar vivo para experimentarla.

Tantas discusiones hacen perder perspectiva. Se podría seguir argumentando y contra argumentando por los proyectos de ley de amnistía e indulto y por cualquier otra cosa que vaya copando la coyuntura hasta dar por satisfecho nuestro deber, nuestro trabajo o nuestra vanidad intelectual.

Lo cierto es que hay cosas más concretas. Físicas. Con plazos. Que ocurrirán sean parte de nuestra "agenda" como que no.

Hace un par de semanas falleció la madre de un estimado amigo, miembro de la Juventud de ANFASEP. Su madre era una dirigenta antigua de esta asociación ayacuchana de familiares de desaparecidos.

Este año 2008 por lo menos tres de estas antiguas dirigentas han fallecido. Lo mismo ha ocurrido en años anteriores. Y seguirá ocurriendo pues es el natural ciclo de la vida.

Lo que no es natural (¿o sí?) es que mueran tras 25 años de lucha sin haber alcanzado lo que con justicia han reclamado. Ni siquiera la solidaridad del resto de compatriotas.

¿Cuál es la solución para estos tremendos problemas dejados por la guerra? ¿Debe ser el tiempo el que los solucione dando paso a nuevas generaciones que no la hayan sufrido?

No hay sentimentalismo en esto. Ni ingenuidad. Las madres de Anfasep no gritan ya el viejo "Vivos los llevaron vivos los queremos". Saben que sus familiares fueron ejecutados extrajudicialmente y están en alguna fosa común. Sus demandas son que se sancione a los principales responsables. Que se les reconozcan reparaciones individuales, no colectivas. Que se den medidas simbólicas con real contenido. Y si es posible, que se les diga dónde están los cuerpos de sus parientes si es que alguien lo sabe.

Piden otras cosas más sencillas también. Que les cedan un espacio en el Cuartel Cabitos del Ejército para edificar un espacio de memoria, por ejemplo.

En el Cuartel Cabitos, ese lugar que es su terrible contra símbolo. Porque si para algunos pocos Anfasep es signo de búsqueda de verdad y justicia, Cabitos es signo de crímen y búsqueda de impunidad. Ambos cercanos, ambos a unos cuántos metros en la misma ciudad, ambos reclámándose para ocupar su lugar de opuestos en el orden de una época de símbolos débiles y desconocidos para la mayoría.

Porque quizá Anfasep es el símbolo débil y callado de otras miles de mujeres campesinas que envejecen y mueren en sus comunidades abandonadas, viudas, solas, enfermas, sin haber encontrado consuelo para su pérdida. Y Cabitos quizá ejemplo de tantos otros lugares de espanto que han sido ocultados para que no existan. Y no existen más que de un modo fantasmal.

Y aunque puedan ser sígnos o no de muchos otros fenómenos, poco importa, pues las cosas son simples. Fuera de literatura de moda y talleres exitosos, la gente se muere.

Porque nadie puede vivir más de cien años. Es así. Mientras tanto, el país sigue girando, las autoridades prometiendo, los militares ocultando, los ministros obstaculizando, los congresistas legislando, los activistas marchando, los abogados litigando, los intelectuales estudiando, las ONG capacitando, las estaciones cambiando. Y el mundo avanzando hacia un futuro incierto y caluroso con menos gente que estorbe con pedidos imposibles.
¿Tiene que ser necesariamente así?

martes, 11 de noviembre de 2008

¿indulto o amnistía? Ninguna de las dos

Martín Tanaka ha publicado un artículo en Peru21 sobre la polémica generada en torno a las propuestas de amnistía e indulto presentadas en el Congreso esta semana. Aunque el título es algo infeliz ("Indulto o amnistía para procesados de las fuerzas armadas ¿qué hacer?", que parece sugerir falazmente que el autor considera válidas estas dos opciones), plantea algunos temas con las que hay que estar de acuerdo de todos modos:

1) Que es necesario que el Estado cumpla con atender las demandas de los miembros de las fuerza armadas, policiales y comités de autodefensa que en la lucha contrasubversiva sufrieron diversos daños y secuelas. Este es un derecho de los afectados y sus deudos, y un deber del Estado que no puede aplazarse indefinidamente; 2) Que las ONG deben asumir mejor la agenda de estas organizaciones, pues también se trata de un tema de derechos humanos, 3) que no hay que dejar estos temas en manos de los sectores más reaccionarios, que los usarán para su propio provecho.

Sin embargo, estando de acuerdo en lo sustancial, no quiero dejar de comentar un par de cosas:

- Creo que hay que separar bien las agendas que se vienen manejando, y el artículo no lo hace del todo bien. ¿Quién pide indulto o amnistía? ¿Las organizaciones de deudos y familiares de militares y policías? No, que se sepa. Ellos exigen se cumplan los compromisos de Estado de reparación, que son varios. El indulto lo piden congresistas oficialistas y seguramente militares envueltos en crímenes. Es evidente e indignante la intención de los grupos pro impunidad de manipular la imagen y demandas de los héroes para su provecho. Bien vale la pena contribuir a evidenciar este juego de confusión.

- También está claro que hay que asegurar procesos rápidos, sentencias en plazos razonables y adecuada defensa para los militares que lucharon contra el terrorismo, pero ya fuera de la teoría me pregunto ¿por qué es prioritario hoy para el país resolver de modo urgente los casos de unos pocos militares procesados por desapariciones, torturas, ejecuciones, masacres y violaciones sexuales? No me queda claro por qué eso debe ser un tema A1. Porque esa es la verdad monda y lironda: son muy pocos los casos en proceso y TODOS son por graves violaciones de derechos humanos. No hay otros. Los promotores de estas leyes no han podido dar un solo ejemplo de caso emblemático que merezca una revisión o han falseado datos para confundir a la opinión pública.

- En vez de pedir celeridad para este puñado de casos, ¿no habría que preocuparse más por la salud de un país donde decenas de miles de casos nunca serán llevados ante la justicia? Desde mi punto de vista el problema no es que se esté enjuiciando a menos del 0.0005% o algo así, de los miembros de las fuerzas de seguridad involucrados en crímenes terribles, sino que la inmensa mayoría jamás será llevada ante la justicia y va caminando por la calle como si nada.

- Finalmente, quién puede estar en contra de que aquellos que pusieron el pecho para defender la colectividad se los trate con respeto y dignidad. Sin embargo, me parece, no se trata de pedir un mejor trato solo para los militares. Se trata de pedir un mejor trato para todos los ciudadanos afectados en sus derechos. No pueden haber cuerpos privilegiados en un democracia, ni justicia rápida para algunos y justicia corriente para el resto. Claro que es lamentable igualar para abajo.

Otros sobre el tema:
Desde el tercer piso, aportando reflexiones y sacando al fresco a dos personajes de medios de comunicación.
El morsa, llamando a tomar el pulso a la gente y salir del círculo ONG
útero de marita, en la misma línea.

lunes, 10 de noviembre de 2008

Si eres actor puedes ser irresponsable

Renzo Schuller y Jimena Lindo, juntos en mamarracho "Vidas paralelas" y curiosamente,
también en la TV

Esta película Vidas paralelas ha seguido dando que hablar. Hace pocos días, uno de los actores protagónicos, Renzo Schuller, declaró tomando distancia del mamarracho en que participó.

Dijo que no estaba de acuerdo con el final del filme, pues le parece "panfletero". Y que no sabía que la película acababa así (con militares enjuiciados injustamente por violación de derechos humanos), pues en el guión aparecía otro final. Sin embargo, soltó está frase célebre: "parte de ser actor es desligarte de los contenidos que no te pueden gustar".

Me preguntó ¿qué más será parte de ser actor? ¿Desligarte de los contenidos de lo que representas, de las formas que empleas, de los discursos que transmites, de los efectos que generas?

¿Será el actor (o el artista plástico o el músico) un ángel aerostático, libre de determinaciones e inimputable respecto de las consecuencias de su juego estético, de sus experimentos comunicativos, de sus provocaciones, que debe cuentas solo a la libre expresión de su arte?

¿O será el actor un sujeto más, que ejerce su oficio con modestia, según quién le pague o lo contrate, una especie de tecnócrata de la cultura?

En ambos casos, el actor reclama para sí irresponsabilidad personal. Cuando es actor no es ciudadano, ni individuo, ni miembro de colectividad alguna, región, nación, gremio, grupo de interés, club de lectura o círculo de amigos. Es solo actor. Actor puro.

Qué suerte que tienen.

viernes, 7 de noviembre de 2008

La ley de amnistía al desnudo

Como se señalaba en un post publicado el día de ayer en el blog de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, mientras en Argentina se dictaban 3 sentencias históricas que combaten la impunidad de crímenes contra la humanidad, en el Perú se anunciaba la presentación de una propuesta de amnistía e indulto.

Finalmente ocurrió. El proyecto fue presentado ayer. Quizá esperando pasar desapercibido en medio de la presentación del Gabinete ante el Congreso.

El proyecto, que quiere mostrarse no como un mecanismo de impunidad, sino como un medio para hacer justicia a militares que sufren injustos procesos penales, es un repertorio monumental de pseudos argumentos. Es notoria su pobre estructuración.

Esto posiblemente se deba a que lo importante no es la demostración jurídica sólida del pedido (lo que es a estas alturas imposible dado el avance del derecho internacional de los derechos humanos), sino su peso político. Su “argumentación” se basa en otras fuentes. El proyecto viene auspiciado por las más altas autoridades, incluyendo al Presidente de la República. Su viabilidad no se decidirá en análisis jurídicos sesudos, sino en el juego de poder y las correlaciones de fuerza.

A modo de ejemplo de lo señalado, señalamos algunas de sus perlas:

Perdón por adelantado
El proyecto pide indulto o amnistía para personal militar aunque no esté aún sentenciado por los delitos que se les imputan. Es una “amnistía preventiva”.

Gato por liebre
Quiere usar el tema socialmente sensible de los comandos de Chavin de Huantar, que gozan hasta cierto punto de la simpatía de la opinión pública, para pasar de contrabando su segundo objetivo, que es crear una Comisión Ad Hoc que evalúe amnistiar a personal militar o policial que se encuentre denunciado o procesado por la presunta comisión de delitos militares o contra los derechos humanos. Formar esta comisión es su real objetivo.

Resucita los mal usados “delitos de función”
Señala el proyecto “(el personal militar) que se encuentre denunciado o procesado por la presunta comisión de delitos militares o contra los derechos humanos”. Se refiere, de modo rebuscado, a los delitos de función, tradicionalmente usados por violadores de derechos humanos en el Perú y el mundo como argumento para logar impunidad.

Jueces y parte
Además de propone como miembros de esta Comisión Ad Hoc a un representante del Presidente, del Poder Judicial y la Defensoría del Pueblo, incluye obviamente a los ministerios defensa e interior.

Integrantes imposibles
La Defensora del Pueblo ha adelantado que no conformará dicha comisión por ser una propuesta inconstitucional. Suponemos que la Iglesia Católica se abstendrá también de participar.

Sin criterios de objetividad
Propone el proyecto que el Ministerio de Defensa se haga cargo de la Secretaría Técnica y que pondrá infraestructura y recursos para ello. En el supuesto negado de que se aprobara una comisión tal, con militares evaluando a militares no se garantizaría ninguna objetividad.

El efecto por la causa
Si el Ministerio de Defensa no colabora actualmente con los procesos de justicia ¿por qué encargarle un trabajo como este? El proyecto supuestamente quiere evitar que miembros de las fuerzas de seguridad no sufran procesos penales interminables. Pero una de las causas de esta demora es que el Ministerio de Defensa se muestra reacio a colaborar con ellos. Si lo hiciera, dichos procesos serían mucho más rápidos y no habría necesidad de iniciativas como la presentada. Lo que deberían hacer los congresistas es solicitar al Ministerio de Defensa que haga su trabajo y respete al Poder Judicial.

Tiempo
Se plantea para la Comisión una duración de 120 días. Procesos complejos que según propias palabras de los involucrados “han llevado años”, se resolverían seguramente a destajo o al peso para terminar a tiempo.

Interpretación auténtica
El proyecto plantea una interpretación auténtica de la sentencia de la Corte Interamericana en el Caso Barrios Altos, que declara inadmisible la amnistía para violaciones de derechos humanos. Presentando una argumentación incoherente, confusa y de lamentable redacción, “demuestra” que la amnistía que pide sí es admisible. El argumento lógico es el siguiente:

La CIDH y los tratados internacionales prohíben las amnistías si estas buscan impunidad / Mi proyecto no busca la impunidad ni evadir la investigación ni el debido proceso/ Ergo, la amnistía que pido es posible.

Curioso argumento. La clave está en que la segunda sentencia es falsa. El proyecto en su integridad propone precisamente crear un mecanismo para evaluar perdones. No demuestra de ninguna manera que esto no sea así. Solo pide que se crea que “no busca impunidad” porque así lo declara.

El autor
El proyecto ha sido presentado por el congresista Edgar Núñez, de la bancada oficialista. Este congresista, como se recordará, ha tenido un curioso y reciente debut en el mundo del cine en la película “Vidas paralelas”, financiada por el Ejército Peruano. Cinta que presenta en una versión propagandista el punto de vista de algunos sectores militares sobre su rol en el conflicto armado interno y su injusta persecución por haber cometido violaciones de derechos. Y de la cual se han distanciado hasta alguno de sus protagonistas.

Los que apoyan
El proyecto de amnistía cuenta con la firma de congresistas del Apra, Unidad Nacional, UPP y el grupo fujimorista. Es apoyado por otros 22 congresistas.

- Cabanillas Bustamante Mercedes
- Gonzáles Posada Eyzaguirre Luis Javier
- Rebaza Martell Alejandro Arturo
- Calderón Castro Wilder Félix
- Rodríguez Zavaleta Elías Nicolás
- Huerta Díaz Aníbal Ovidio
- Menchola Vásquez Walter Ricardo
- Mendoza del Solar Lourdes
- Estrada Choque Aldo Vladimiro
- Zumaeta Flores César Alejandro
- Vílchez Yucra Nidia Ruth
- Negreiros Criado Luís Alberto
- Mulder Bedoya Claude Maurice
- Mekler Neiman Isaac
- Cribilleros Shigihara Olga Amelia
- Gutiérrez Cueva Álvaro Gonzalo
- Chacón de Vettori Cecilia Isabel
- Cuculiza Torre Luisa María
- Del Castillo Gálvez Jorge Alfonso Alejandro
- Velásquez Quesquén Ángel Javier

Qué cabe
Rechazar este proyecto. Estar alertas. Denunciar sus reales intenciones públicamente y la comunidad internacional. Recordar los argumentos, jurisprudencia, normas y tratados internacionales que prohíben iniciativas como esta. Alertar al Gobierno sobre los peligros para nuestro país de quedar estigmatizado y ser apartado de la comunidad internacional. Llamar a los congresistas a cumplir su deber hacia el estado de derecho, la constitución y los derechos humanos. Pedir al Ministerio de Defensa e Interior que colaboren activamente con los procesos penales que se vienen desarrollando y de este modo, evitar se prolonguen en demasía. Y hacer un llamado al Presidente del Consejo de Ministros, Yehude Simon, a hacer cuanto esté en su mano hacer para evitar semejante desacierto.

Ojo con las vacunas

¿Qué tanto apuro en evaluar la aplicación de la vacuna contra el papiloma humano en el país?
El Instituto de Investigación Nutricional está organizando una evaluación ex post en aquellas zonas piloto donde se ha aplicado esta vacuna para con esta información, proponer una estrategia nacional.


Se supone que esta vacuna protege contra el cáncer de cuello uterino. Sin embargo las discusiones científicas sobre la pertinencia de la vacuna se siguen realizando, entre otras razones porque se ha comprobado que este virus no es la única causa del cancer y por lo tanto la vacuna no protege de modo seguro contra él. Otro argumento en contra de la implantacion de la vacuna en el corto plazo es que su precio actual es muy elevado. Y que es razonable esperar que en pocos años se reduzca su precio de manera radical, como ha pasado en otros casos, como el de la hepatitis B.


Este trabajo piloto se está realizando en cuatro países. Se busca que la vacuna se aplique a nivel nacional y pronto, bajo la justificación de no esperar y ganar años de prevencion. Pero comprar las vacunas a un precio tan alto favorece evidentemente a las empresas famacéuticas que la producen.


Cabe la pregunta ¿quién financia estos estudios piloto, evaluaciones y diseño de estrategias? ¿Podría haber más transparencia en este proceso, aunque se trate de una ONG? ¿Se podría conocer sus métodos, fines y fuentes de financiamiento?

Habemus Yehude


Yehude Simon se la jugó todas. Se olvidó por unas horas de Tacna, que lo espera mañana. Y se abocó junto a su gabinete a defenderse de ataques que venían de todos lados y tiempos cruzados.
Por momentos parecía que el premier estaba jugando al filo de la navaja. En varios pasajes de su discurso, especialmente en la réplica, fue confrontacional. Defendió su pasado político de izquierda y marcó diferencias entre ser socialista y terrorista. Mandó un mensaje al fujimorismo de que no atracaría amnistías, indicando que los indultos fueron para inocentes sentenciados injustamente. Recordó al congresista Meckler, representante del Nacionalismo, su pasado en el Partido Humanista y como se pasó a la lista de Humala para poder postular al congreso. Se defendió de la crítica de no presentar un plan concreto de lucha contra la corrupción señalando que ya había uno en el acuerdo nacional y que no había que duplicar esfuerzos. Hizo un acto público y total de fe en el Presidente Alan García.

El tema de derechos humanos estuvo mayormente ausente. Solo algunos ministros, especialmente Carmen Vildoso del MIMDES se detuvo en destacar algunos puntos, entre los que destaca la necesidad de reglamentar la ley de trata de personas. Tema que también es de preocupación del movimiento de derechos humanos.

La cosa duró ocho horas y acaba de terminar a la 1 y 40 am. Obtuvo 64 votos a favor y solo 10 en contra. Su bautizo lo ha dejado algo débil. No es mucho para comenzar a actuar con toda autoridad. Debera ganar poder acumulando éxitos urgentes que le aporten capital político y crédito ante la sociedad, la opinión pública y los grupos de interés.

La oportunidad se la brindan los conflictos sociales y su adecuada gestión. Puede ser rédito a corto plazo para curar magulladuras.

martes, 4 de noviembre de 2008

Ola de ataques a organismos de derechos humanos en la región


La ola de ataques a los organismos de derechos humanos no es un fenómeno que afecte exclusivamente a las ONG en el Perú. Va presentándose como una tendencia regional.

Tanto Perú, Colombia como Venezuela, pese a las diferencias respecto de los procesos políticos y sociales que vienen atravesando, y las distancias evidentes en cuanto a régimen político, muestran sí una interesante unanimidad cuando se trata de descalificar a organismos que cuestionan su proceder en el tema de la democracia y vigencia de derechos.

En el Perú la hostilización se ha vuelto algo regular. Por un lado, se somete a las ONG de Derechos Humanos a hostigamientos diversos, que incluyen el recurso a medios legales de supervisión, como los de APCI, pero distorsionando su naturaleza, transformándolos de herramientas de supervisión en mecanismos de presión. Además, en escenarios de conflicto social, los defensores de derechos soportan amenazas, persecuciones y agresiones directas.

Lo curioso es que en el Perú también es objeto de fiscalización una institución que ya no existe. La Comisión de Defensa del Congreso de la República, en un afán de vigilancia ucrónico notable, ha exigido a los miembros de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (desactivada en 2003) que rindan cuentas de sus gastos y metodología.

Se trata evidentemente de desestimar los resultados del trabajo de las ONG y de la CVR en materia de justicia y reparaciones. Y de este modo, ganar espacios en una batalla por la impunidad para los responsables que aún sigue disputándose, en diferentes frentes y con diferentes metas posibles para los grupos pro impunidad, donde lo máximo a que aspiran sería una nueva ley de amnistía y lo mínimo, beneficios o trato diferente para militares y policías involucrados en crímenes.

Llama la atención la similar reacción de dos gobiernos que para otras cosas han mostrado ser como el agua y el aceite. Tanto Hugo Chávez en Venezuela como Álvaro Uribe en Colombia han atacado con gruesos calificativos a los organismos de derechos humanos y prácticamente los han colocado en situación de indeseables para sus respectivos países.

Hace solo un mes aproximadamente, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, expulsó del país al director de Human Rights Watch (HRW), el chileno José Miguel Vivanco, porque esta institución presentó un informe muy crítico sobre la situación de derechos, titulado Una década de Chávez: intolerancia política y oportunidades perdidas para el progreso de los derechos humanos. En una acción de película, Vivanco y el Sub Director, fueron trasladados con resguardo militar hacia Brasil en horas de la madrugada. Varios funcionarios señalaron que Human Rights Watch era una “organización fachada de EEUU” y convocaron una gran manifestación de “repulsa a la injerencia”.

Hace solo 2 días, el presidente colombiano, Álvaro Uribe, arremetió contra Amnistía Internacional y también contra la vapuleada Human Rights Watch (HRW). Nuevamente José Miguel Vivanco fue objeto directo de ataques directos. Uribe señaló: “Quiero recordarle al señor Vivanco que él no es el profesor nuestro en Derechos Humanos y que no lo recibimos como tal y que aquí le perdimos el respeto hace mucho rato”. ¿La causa? La misma que encolerizó a los vecinos de Caracas. A mediados de octubre HRW emitió un informe en el que acusaba a Uribe de entorpece las investigaciones contra los paramilitares.

Un detalle que llama la atención es que, mientras Uribe acusa a Human Rights Watch de complicidad con las guerrillas de las FARC, Chávez los acusa de instrumentos del “imperialismo yanqui”.

La situación muestra un aumento de la intolerancia en las altas esferas del poder y en resumidas cuentas, la intención de actuar en temas de grave interés público, libres de vigilancia ciudadana.

Vealo tambien en el blog de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos