domingo, 23 de noviembre de 2008

El barbero de Sevilla, cantada por barítono y tenor y conejo y ave desquiciada

La la la la, la la la la... cuántas veces no habré atormentado a mi familia, amigos, vecinos y compañeros de trabajo con según yo, "versiones" horrorosamente gritadas de Largo al factotum, la celebre aria para barítono de El barbero de Sevilla de Giocchino Rossini. Bueno, de vergüenzas también están construidas las biografías.

Aria tan prodigiosa, quizá la más famosa para la cuerda de barítono, es uno de esos "artefactos culturales" que han pasado a ser parte del bagaje musical de casi todo el mundo. No hay que saber de ópera para conocerla. No hay que haber oído siquiera todo el Barbero de Sevilla o saber quién fue Rossini o saber qué significa literalmente lo que se está cantando con tanta energía.

Esta es una versión excelente, cantada por el hoy muy famoso barítono ruso Dmitri Hvorostovsky.

No son pocos estos objetos que se autonomizan del cuerpo que los ha producido y cobran una especie de personalidad. Ellos parecen bastarse para significar todo un contexto, para traerlo a colación y referirlo.

Pocos saben qué significa E=mc2, pero cualquiera sabe que esa ecuación tiene que ver con Albert Einstein y la teoría de la relatividad. Y que esa teoría es la que te permite zafar de los problemas y las definiciones y decir super campantes "como dijo Einstein: todo es relativo". Aunque la teoría no diga nada como eso.

O en el plano nacional, no es necesario ser un cultor de la literatura, o amante de la poesía, ni siquiera es indispensable haber leído a Vallejo para apropiarse de un famoso verso final y citar cada que se pueda "hay, hermanos, muchísimo que hacer". Todo puede ilustrarse con esa sentencia, desde planificar una rebelión hasta armar un taller de capacitación. Tiene vida propia.

En fin, Mario del Mónaco, uno de los más célebres tenores del siglo pasado se mete un real faenón interpretando Largo al factotum, aria que como mencionamos, está escrita para la cuerda de barítono. Y viene con su traducción al español para irla cantando y haciendo karaoke... cuántos daños colaterales no estará dejando este video de youtube...



Y para terminar con esta apropiación pop de lo refinado, un clásico de los dibujos animados: El conejo de Sevilla. ¿Cuántos no empezaron su conocimiento de la ópera viendo a Bugs? ¿Cuántos solo la conocen de esta manera? ¿Cuán familiares son estos viejos dibujos animados y los conciertos de los tres tenores o de Pavarotti y sus amigos?


Actualizando

El Pájaro loco, cómo no. Excelente sugerencia. Pienso en otro ejemplo de canción muy conocida, que fue escrita en un contexto preciso -dictadura franquista- y que en algún momento fue un símbolo poderoso de la izquierda, por lo menos en latinoamerica. Contribuyó a su éxito que fuera versionada por Quilapayun y Víctor Jara, entre otros. Casi nadie recuerda su origen español, a lo más se cree que es un tema chileno, quizá.

Se la puede encontrar bajo títulos como "que la tortilla se vuelva", "qué culpa tiene el tomate" o "la hierba de los caminos". E incluye su famosísima frase "que la tortilla se vuelva que los pobres coman pan y los ricos mierda mierda".

Sin embargo, así como este tema pasó a formar parte de la cultura de muchos en décadas pasadas, actualmente ha perdido poder. Es un símbolo débil que no dice mucho a las nuevas generaciones.

Pero a eso volveremos otro día. Ahora loquillo.

5 comentarios:

  1. Hombre muy bueno el "posteo". Ese dibujito marcó una época, definitivamente. Muy buena la versión de Hvorostovsky.

    Definitivamente es esta un aria que vale la pena escuchar.

    ResponderEliminar
  2. Recuerdo esas mañanas y tardes en que el canalla autor de este blog nos desperezaba con su voz horrísona... Tiempos aquellos.

    Sobre las versiones, están muy buenas, pero falta la cantada por el Pájaro Loco, que si buscas un poco en YouTube la encuentras fácil.

    ResponderEliminar
  3. Sí, ese barítono ruso de apellido impronunciable es excelente. Y sí, de acuerdo, loquillo lo máximo. Gracias por la sugerencia.

    ResponderEliminar
  4. Lo mismo ocurre con los retablos o las tablas de sarhua de ayacucho, que se han convertido solo en adornos, sin relaci{on al contexto en que se han creado en el pasado. Para bien o para mal, muchas creaciones se est{an poniendo en el mercado y se estan consumiendo, aunque de algh{un modo pierden esencia. Y lo del conejo bugs es para toda nuestra generaci{on... igual que fantas{ia puede haberlo sido para anteriores. Saludos jose, Fernando,

    ResponderEliminar
  5. Ese pajarraco sí que me puso los cabellos de punta. El conejo, siempre será inigualable...

    ResponderEliminar