lunes, 10 de noviembre de 2008

Si eres actor puedes ser irresponsable

Renzo Schuller y Jimena Lindo, juntos en mamarracho "Vidas paralelas" y curiosamente,
también en la TV

Esta película Vidas paralelas ha seguido dando que hablar. Hace pocos días, uno de los actores protagónicos, Renzo Schuller, declaró tomando distancia del mamarracho en que participó.

Dijo que no estaba de acuerdo con el final del filme, pues le parece "panfletero". Y que no sabía que la película acababa así (con militares enjuiciados injustamente por violación de derechos humanos), pues en el guión aparecía otro final. Sin embargo, soltó está frase célebre: "parte de ser actor es desligarte de los contenidos que no te pueden gustar".

Me preguntó ¿qué más será parte de ser actor? ¿Desligarte de los contenidos de lo que representas, de las formas que empleas, de los discursos que transmites, de los efectos que generas?

¿Será el actor (o el artista plástico o el músico) un ángel aerostático, libre de determinaciones e inimputable respecto de las consecuencias de su juego estético, de sus experimentos comunicativos, de sus provocaciones, que debe cuentas solo a la libre expresión de su arte?

¿O será el actor un sujeto más, que ejerce su oficio con modestia, según quién le pague o lo contrate, una especie de tecnócrata de la cultura?

En ambos casos, el actor reclama para sí irresponsabilidad personal. Cuando es actor no es ciudadano, ni individuo, ni miembro de colectividad alguna, región, nación, gremio, grupo de interés, club de lectura o círculo de amigos. Es solo actor. Actor puro.

Qué suerte que tienen.

5 comentarios:

  1. Siempre es facil sentar una posicion comodina al decir "no estoy de acuerdo con el final de la película" para quedar bien ante el público (y quizas su club de fans) y a la vez, "es parte de mi trabajo" para no perder los contactos laborales ya establecidos.

    Probablemente la carrera de este actor siga en ascenso ya que nunca queda mal con nadie.

    ResponderEliminar
  2. a ver pes choche por que sacas al fresco al renzo y la jime, pobres actores, por que no te la agarras con los camargografos, luminotecnicos, sonidistas, tramoyista, hasta el best boy debe ser tan culpable como la jiem porque todos son simples instrumetnos en manos del director y proedudtor el general donayre aél si dale duro pes.

    ResponderEliminar
  3. José, me parece correcto que pongas énfasis en la responsabilidad de los artistas. Porque aunque siempre es tentador hacer pasar la propaganda como arte, ello es más fácil cuando los propios artistas se prestan al jueguito.

    ¿Es legítimo que un actor haga propaganda? Por supuesto. Recuerdo a Mónica Sánchez, Vanessa Robbiano y muchos otros actores en el lavado de la bandera. Pero ellos no pretendían "hacer arte"; hacían política. Que Schuller quiera lavarse las manos es pendejada pura y simple.

    ResponderEliminar
  4. Tal vez renzo cree que parte de ser actor es tener una vida de actor y una vida de estafilococo fuera de las tablas.

    Porque, lo que está afirmando es: "Como actor yo puedo interpretar a Albert Einstein, pero como renzo Schuller, nadie me obliga a usar el cerebro".

    Nadie te obliga, Renzo, nadie quiere que te dé un derrame cerebral, por tratar de usar el cerebro, mira que luego no hay quien limpie semejante botadero.

    ResponderEliminar
  5. Un actor debe ser un ser humano integro dentro y fuera del escenario. El expresar su talento en las tablas o en el cine o en otra nodalidad artistica, es una privilegiada facultad y por ello, la persona tiene una gran responsabilidad por lo que hace, dice, habla y transmite. Sólo así trascenderá y será un artista a cabalidad. Lo otro, es una inmadurez del tamaño del mundo y una pérdida de ubicación. Ojalá Renzito, piense mejor las cosas y como es de humanos y artistas errar, se rectifique. Eso sí lo haría grande.

    ResponderEliminar