martes, 16 de diciembre de 2008

Tribunal Constitucional es un peligro para la constitución

Presidente del Tribunal Constitucional Juan Vergara Gotelli


Se supone que el Tribunal Constitucional es el máximo intérprete de la constitución en el país. Eso no es poca cosa. Pero si un TC puede ser objeto de manipulación o cálculo político abierto, entonces todo el estado de derecho se vuelve endeble.

Las cosas son simples. Un miembro de la Marina procesado por el caso de El Frontón presentó una habeas corpus pidiendo se declare prescrito el delito. El juez de primera instancia declaró infudado su pedido. Entonces el marino planteó la demanda a la segunda instancia, una Sala Superior del Poder Judicial. Esta sí le concedió el pedido y declaró prescrito el delito.

Ante esto, la parte civil, elevó una queja de derecho al Tribunal Constitucional, para que se exprese sobre la constitucionalidad de la resolución dada por la Sala.

Esta forma de proceder ante el TC había sido usual hasta AYER, se había mostrado útil y práctica y se había convertido en una costumbre de procedimiento que mejoraba el acceso a la justicia. Nadie en el TC dijo que este modo de proceder tenía algún problema, HASTA AYER.

Lo que pedía la parte civil del caso El Frontón (IDL) es que de acuerdo al derecho internacional se declarara inconstitucional la resolución, pues existe consenso internacional respecto de que crímenes como tortura, desaparición forzada o ejecución extrajudicial no pueden prescribir. Es decir, que los culpables no pueden dejar de ser perseguidos por la justicia.

Es este el principio que ha permitido por ejemplo, juzgar a los miembros de la junta militar argentina y otros militares involucrados, a dictadores como Milosevich o Pinochet y otros.

La cosa es clara y evidente. Pero el TC no hizo lo obvio. Mediante una maniobra leguleya, en la práctica ha ratificado la resolución de la sala.

El TC ha dicho que las quejas de derecho tal y como se han venido procesando hasta AYER, eran "una mala costumbre", que no estaba de acuerdo a las normas del TC y que por lo tanto, era inadmisible. No hay siquiera necesidad de pronunciarse sobre el fondo del asunto, no existe ese tema para el TC (la imprescriptibilidad), sino solo sobre el procedimiento.

Pero SÍ SE HAN PRONUNCIADO SOBRE EL FONDO DEL ASUNTO, claro que sí. Al haberse obstenido de declarar inconstitucional la resolución, en la práctica la han dejado vigente. Y le permiten a otros involucrados en graves crímenes acogerse a ella.

Pero además se han pronunciado textualmente. Hace solo unos minutos, el Presidente del TC, Juan Vergara, declaró a Canal N que "el proceso constitucional terminó con la decisión de la Sala Superior que le dio la razón al demandante".

Desde luego, también hace minutos, el Presidente de la República, Alan García, ha declarado a la prensa que está "de acuerdo en que la prescripción del caso El Frontón sea visto en el Poder Judicial". Y no va a ser.


En resumen. HOY EN EL PERÚ, LOS CRÍMENES CONTRA LA HUMANIDAD PRESCRIBEN.

Todo lo demás es verso.

3 comentarios:

  1. Interesante entrada. Muy bien descrito el cuadro. Los abogados solemos hacer las cosas mas enredadas de lo que son, quienes no son abogados pero tienen cultura jurídica, como es el autor del artículo, pueden verla mas clara, la mayor parte de veces. Los super abogados y miembros del TC suelen hacerla más complicada de lo que es, quiero pensar que por deformación profesional, aunque me resulta muy difícil, que opinará el magistrado Mesía? que volteó su fallo en menos de sesi meses?.

    Mención aparte, me siento orgullosísismo de quienes fueron mis maestros en la Universidad de San Marcos: César Landa y Ricardo Beaumont, que votaron por la razón y la justicia junto con
    Gerardo Eto, en contra de los otros impresentables.

    Gustavo

    ResponderEliminar
  2. Ay San Marcos, San Marcos, amor y odio es lo que me une a mi alma mater. Pero bien los dos magistrados, especialmente Landa. Gracias por el comentarios Gustavo.

    ResponderEliminar
  3. peruanos asquerosos desprestigiando ese apellido

    ResponderEliminar