lunes, 23 de febrero de 2009

fujiarrepentimiento


¡Ah mi conciencia me pesa!
¡Cómo,
cómo pude!
No debi,
no debi hacerlo...

...no debi dejar ninguna maldita huella

(¿Vito, por qué no seguí tu ejemplo?
¿Cómo pude ser tan caído del palto)

No hay comentarios:

Publicar un comentario