jueves, 7 de mayo de 2009

La cumparsita

Hace dos noches se inauguró la Semana del Arte de Lima, un festival que ojalá tomé más vuelo y se abra a más posibilidades, pues bajo el formato actual aparece un poco chapado a la antigua, como amarrado a una visión del arte refinado que no está mal, pero que deja de lado la posibilidad de enganchar con expresiones populares que también son arte y mucho, y a veces mejor que el de las galerías (por ejemplo llama la atención que paralelamente a este festival se esté desarrollando el FITECA en Comas). 

Ya se verá en el futuro. En la inauguración se presentó un conjunto argentino que interpretó tangos y milongas modernos, donde primó Astor Piazzolla. Estuvieron muy bien. Pero más bacán fue que el respetable público peruano no se cansó de pedir a gritos durante todo el concierto que tocaran "La cumparsita". Algo así como chévere tu tangito raro y sus finales desafinados y locos, pero a mi me tocas mi cumparsita o si no no es recital de tango ni es argentina ni es gardel ni es nada. Puro floro musical.  

Quedan claras algunas cosas. Que el peruano de a pie (por lo menos el que transita por la plaza de armas)  sabe su tango. Que le gusta y reconoce La cumparsita y El Choclo y Por una cabeza y Uno y varios de los clásicos. Que los músicos argentinos deben estar hartos de que les pidan la misma jodida cumparsita siempre, pues los de anoche se resistieron hasta el final y sólo cedieron a tocar "un cachito" de cumparsa como introducción al "libertango" de Piazzolla. Y que justamente, al genio platense la cumparsita le parecía el peor de todos los tangos. Ni modo. 

Aca una versión cantada por Tito Schipa, uno de los tenores más grandes del siglo XX cantando una de las canciones populares más grandes del siglo XX. A mi me gusta un huevo. 


5 comentarios:

  1. Gardel incomparable, hay que oírla.

    ResponderEliminar
  2. Es verdad lo que dices, pero el maestro Astor Piazolla no sólo es ignorado por el ígnaro público limeño. También hay un buen sector de tangueros argentinos tradicionales que rechazan sus innovaciones; salvando las diferencias, es algo así como si después de Óscar Avilés hubieran criollos que afirmaran que el vals peruano es tundete o nada.

    Pero siguiendo tu ejemplo, he puesto "El Choclo" en mi blog, en una versión de 1937 que debes conocer. A ver si te das una vuelta por ahí:

    http://avecritica.blogspot.com/2009/05/el-choclo-juan-darienzo.html

    ResponderEliminar
  3. "ígnaro público limeño"... conocer la cumparsita tampoco es poca cosa no? saber un poquito de esto y de aquello no nos hace muy superiores, o sí? la versión clásica de gardel es excelente, por cierto, mejor que esta, a mi ver.

    ResponderEliminar
  4. interesante que el tango argentino màs conocido sea en realidad un tema uruguayo, que solo se hizo famoso en la versiòn cantada de gardel, una de tantas entonces y que tuvo gran acogida. más curioso aùn que gardel tambièn sea uruguayo. lo que da que la canciòn y el cantante màs argentinos sean en realidad orientales. què pena para el orgullo de tanto che. ah sí, finalmente, la cumparsita me parece una buena m

    ResponderEliminar
  5. Mi estimado recién veo esa entrada. Sencillamente he sentido una envidia insana (no existe la sana envidia y lo mío es intento de pleonasmo) al ver bailar a esos individuos el tango y tengo que confesarlo.

    Sencillamente genial.

    ResponderEliminar